Ir al contenido | Ir al menú

Venado acuático chino Hydropotes inermis (información taxonómica)

Clase: Mammalia Linnaeus, 1758

Mammalia: {lt, mamma}, pecho.

Diccionario etimológico de Pedro Romero

Los mamíferos se caracterizan especialmente por la presencia de glándulas mamarias en las hembras de todas las especies. Estas glándulas segregan leche para alimentar a las crías durante sus primeros meses de vida.

Otras particularidades generales son la simplificación esquelética del cráneo y de la mandíbula inferior (que tiene un solo hueso, llamado dentario) con dientes muy especializados, la presencia de un paladar secundario, la aparición de los cóndilos occipitales para la articulación del cráneo con la columna vertebral, un olfato muy desarrollado, la aparición de un diafragma muscular para separar la cavidad torácica de la abdominal, la presencia de pelo, y la presencia de tres huesecillos en el oído medio (excepto en los prototerios).

Son homeotermos, aunque algunas especies tienen mayor capacidad de regulación térmica que otras. La estructura de la piel ayuda a mantener el calor corporal, gracias a una capa de grasa subcutánea.

El aparato digestivo está formado por un tubo digestivo (boca, esófago, estómago e intestinos) en el que desembocan diversas gándulas (salivales, gástricas, intestinales, páncreas e hígado).

La respiración se lleva a cabo por dos pulmones, libres en la cavidad pleural, que se ramifican en bronquios, bronquiolos y alveolos pulmonares.

Tienen un corazón con cuatro cavidades y la circulación es doble y completa: la sangre oxigenada de las arterias no se mezcla con la sangre sin oxígeno de las venas.

El encéfalo alcanza un gran tamaño, estando particularmente desarrollados los hemisferios cerebrales. La actividad psíquica es mucho mayor que en el resto de los animales y en las formas más evolucionadas se aprecian rasgos de memoria y, a veces, de inteligencia.

Los sexos están separados. El huevo fertilizado se desarrolla en el interior de la hembra y en la mayoría de las especies hay un órgano especial, la placenta, que alimenta al embrión. Asimismo, la mayoría son vivíparos.

Clasificación
(Imágenes originales de: Laykayiu, Luis José Bellido y Mercedes Lisón. Licencia FDL)

Los primeros mamíferos aparecieron en la Tierra a finales del periodo Triásico, hace unos 210 millones de años, y se desarrollaron durante la era Terciaria. En los más primitivos se encuentran afinidades con los reptiles.

Rev: enero-11

Clase: Mammalia Linnaeus, 1758

Añadir datos

Por favor, usa el formulario sólo para añadir nueva información sobre este taxón.

Si es algo sobre esta especie, hazlo desde la pestaña "Ficha".

Para otros asuntos, utiliza el formulario de contacto.

Muchas gracias por tu interés.

Escribe aquí tu aportación.
Puedes usar HTML para poner <strong>negritas</strong>, <em>cursivas</em>, etc.
El e-mail es opcional. Por favor, rellena lo demás.